Comercio electrónico en Taiwán : una experiencia formativa

8 de marzo de 2018. Lizania Pérez, parte del equipo directivo de ISOC-DO, comparte con nuestra membresía su experiencia en Taiwan, en artículo que presentamos a continuación:

El pasado año fui seleccionada, junto a otros compañeros dominicanos, para viajar la República de China (Taiwán), que como saben está localizada en la isla Formosa, en el lejano oriente.  El motivo de mi visita fue para tomar un curso sobre Comercio Electrónico (CE), dirigido por la agencia de cooperación taiwanesa International Cooperation and Development Fund (ICDF).

Durante la visita tuvimos la oportunidad de conocer y analizar cómo opera el ecosistema del CE de Taiwán. También conocimos la experiencia de otros representantes de países invitados. El ICDF estimuló a los participantes de las distintas nacionalidades a mostrar cómo funciona el CE en sus respectivas áreas geográficas.

Estas informaciones enriquecieron nuestros conocimientos, permitiéndonos reflexionar sobre cuáles nuevos retos y oportunidades enfrentan nuestros países, y qué cosas podemos hacer para colaborar con un mejor funcionamiento del CE.

Taiwán no sólo posee empresas industriales donde se elaboran productos de alta calidad, bien conocidos, tales como: ASUS, cooperación internacional de hardware, electrónica y robótica; la empresa ACER, fabricantes de computadoras y equipos informáticos; la empresa HTC, fabricante de teléfonos inteligentes; TRASCEND, especializada en productos de almacenamiento como tarjetas de memoria, disco duros, entre otros. También cuenta un sector Logístico y de Transporte diverso y bien desarrollado, que facilitan la distribución de los productos demandados tanto a lo interno, como fuera del país.

Esta visita me dio otra perspectiva sobre el famoso ¨Made in Taiwan¨, denominación de origen que distingue a los productos y servicios taiwaneses, los cuales pueden ser consultados o adquiridos a través de diferentes portales comerciales en la web, siendo uno de los más famosos “Momo Online Shop” ().

En Taiwán el CE se ha hecho tan relevante que abarca el consumo doméstico y rutinario. Un ejemplo que me pareció muy curioso fue que en el 2016, el producto más vendido a través de la web fue el papel de baño.

Volviendo al tema de la diversidad de servicios de courier, transporte y logísticos, noté que estos se utilizan principalmente para ventas o envíos masivos.  Para productos minoritarios o al detalle, los consumidores finales utilizan las tiendas de conveniencia para recibir sus pedidos, estas son establecimientos comerciales pequeños, con menos de 500 metros cuadrados (m2); abiertas las 24 horas del día y los 7 días de la semana, es decir todo el año, donde la gente recoge sus compras convenientemente; estos comercios son muy populares en todo Taiwán; contando con aproximadamente 15,000 tiendas en toda la isla y 6,000 en el Área Metropolitana de Taipéi y Nuevo Taipéi.

No podemos dejar de mencionar la rápida entrega de los productos ordenados en línea, los cuales al momento de adquirirlo te garantizan un tiempo de entrega menor a las 24 horas sin importar tu ubicación geográfica dentro de la Isla.

El CE ha creado en Taiwán mucho dinamismo y ha colaborado con la diversidad comercial a través de nuevas soluciones y nuevos modelos de negocios.

Los métodos de pago tradicionalmente utilizados son los siguientes: dinero en efectivo, tarjetas de crédito y débito, transferencias bancarias desde cuentas de ahorro o corriente, entre otros. Una nueva modalidad de pago fue introducida por la Empresa O´Payment, la cual ofrece una solución integradora de los métodos de pagos tradicionales que utiliza un mecanismo de identidad de usuario vinculado a su número de móvil; al momento de efectuar un pago en algún establecimientos afiliados a esta empresa, el cliente decide cuál herramienta de pago utilizar y mediante códigos de respuesta rápida (QR) el agente escanea el código de barras generado por la aplicación e inmediatamente se le carga el pago a la cuenta seleccionada por el usuario.

Observando las tantas facilidades para la compra de productos en Taiwán pienso que la República Dominicana tiene la capacidad, pero también un desafío, de crear su propio ecosistema el cual cuenta con muchas de estas facilidades pero aún dispersas. Entiendo que un elemento fundamental es fortalecer algunas instituciones públicas como nuestro servicio de correo postal a nivel nacional. Este es uno de nuestros retos pues mediante esta misma plataforma podemos hacer entrega tanto de documentos como de paquetes de volumen y peso limitado en todo el territorio nacional a un bajo costo.

La creación o mejora de empresas de logística y transporte es otro gran desafío. Se ha mencionado cómo resulta más fácil los servicios de entregas desde el exterior; que en el interior del país.

Pienso que es un buen ejercicio hacer un análisis comparativo de cómo se orquestan y desarrollan ecosistemas de comercio electrónico funcionales y cadenas de valor globales lo que facilita dar seguimiento a través de rastreo en línea y tiempo real de los productos que adquirimos en línea que están en proceso de entrega. Estas buenas prácticas internacionales podrían colaborar a encontrar formas similares o novedosas que darían ventaja a nuestra nación, fomentando así el CE y facilitando el intercambio comercial tanto a nivel nacional como internacional, al igual que para uso doméstico y rutinario en nuestros hogares.

----
Lizania Pérez forma parte de la directiva del capítulo ISOC República Dominicana. Labora en el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones, desde el 2008, graduada de Ingeniería Telemática de PUCMM, con una Maestría en Gestión de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información en la Escuela de Organización Industrial de España; estudiante de término de la Maestría en Ciberseguridad y con una especialidad en Sistemas de Información Gerencial de INTEC

Impactos: 308